sábado, 18 de mayo de 2019

articulo en la revista "Iglesia en camino" sobre nuestra asociación



Iglesia en camino 
 Esta asociación de padres que han perdido algún hijo cumple 10 años “Por ellos” intenta que los padres no vivan desde el pasado e integren la muerte y quieres hablar de ello todo el mundo te dice ´ya está, ya está, no quiere oír porque es muy fuerte, es muy fuerte, yo lo reconozco. Tal vez si no me hubiera pasado, yo también hubiera reaccionado así, y resulta que la gente que ha perdido un hijo se encuentra con que no puede hablar con nadie porque todo el mundo intenta alegrarte, hacerte reir, distraerte, y tú los miras y piensas: ´si yo lo que necesito es llorar con alguien, darle un abrazo y que me escuche un ratito´”. Cuando te comunican la muerte de un hijo es “terrible, es auténticamente terrorífico”, señala José María Sánchez Marín, que ejerce de vicepresidente de la asociación. “Cuando te ocurre algo así, muchas personas que te conocen, cuando te ven cambian de acera para no hablar contigo porque no tienen palabras, no saben qué decirte, se sienten incapaces de consolarte”. Al hilo de esto, José Moreno Losada señala que los miembros de esta asociación “encuentran vida en la muerte, no se encuentran para vivir desde el pasado, sino para saber vivir el presente, para abrirse al futuro juntos, para integrar la muerte como un elemento de vida”. Juan José Montes Aunque es una asociación aconfesional, está acompañada por sacerdotes y en su décimo aniversario en Extremadura celebró una misa presidida por el Arzobispo de Mérida-Badajoz Juan José Vicente, su presidente, destaca que el fin de la asociación “es llegar a todas las familias que sufren la pérdida de un hijo, como nosotros, e intentar ayudarles en todo lo que podamos”. Perder a un hijo crea lazos de unión entre todas estas personas, crea una familiaridad incluso entre gente procedente de ámbitos muy distintos, los humaniza. José Moreno Losada ejerce labores de acompañamiento. Es sacerdote y profesor de Escatología, que es la parte de la Teología que se encarga del destino último del ser humano. Nos comenta que cuando recordábamos el aniversario de la asociación, uno de sus miembros, Maribeli, contaba que “desde que murió mi hijo Francisco Manuel entré en el duelo buscando alguien que me pudiera ayudar y no lo había. Me dijeron: fúndalo tú. Yo pensaba cómo lo iba a fundar si yo estaba rota. Entonces pensó que ese dolor o lo vivo en la amargura y en la soledad o lo transformo para que no sea inútil” y fundó la asociación en Esparragalejo. Ahora está en toda Extremadura con cientos de familias”. Juan José Vicente reconoce que es totalmente cierta esa frase de que un dolor compartido es menos dolor y que compartir la alegría la hace más grande. “Desde el momento que llega a la asociación alguien y te abraza, ya sabe que ahí puede decir lo que quiera porque va a ser entendido”. La muerte, un tabú En nuestro mundo la muerte es un tema tabú, la gente no habla de ella, y eso, reconocen, no ayuda a superar el duelo. Asunción Rodríguez, secretaria de la asociación, afirma que hablar de ello es importante “porque lo que más necesita la gente es desahogarse, y cuando se te muere un hijo Miembros de la asociación “Por ellos” (de izda. a dcha., José Mª Sánchez, Juan José Vicente y Asunción Rodríguez), junto al sacerdote José Moreno Losada

 Asociación “Por ellos” Teléfono: 639 038132 Página web: asociacionporellos.com
Aunque es una asociación aconfesional, está acompañada por sacerdotes y en su décimo aniversario en Extremadura celebró una misa presidida por el Arzobispo de Mérida-Badajoz

martes, 30 de abril de 2019

«No hay dolor más grande que perder a un hijo»

La asociación Por Ellos, formada por más de un centenar de madres y padres que han perdido a un hijo joven, cumple una década ayudando a las familias que tienen que vivir la misma tragedia H Cada año fallecen en la región un centenar de menores de 30 años



                                                                                                                                            
Duele solo imaginarlo. Solo escucharlo. Solo asomarse de puntillas a una realidad que cada año tienen que afrontar decenas de familias extremeñas.


Apenas tenía 25 años cuando Jaime falleció. Un cáncer, un linfoma de Hodgkin, solo le dio siete meses de tregua. Siete meses de lucha incansable de un joven deportista, fuerte y alegre que acabaron como nadie quería. «Se murió una noche en casa, en mis brazos. Dos días antes habíamos ido al hospital, no pudieron ponerle la quimio porque tenía fiebre; el médico nos dijo que nos tranquilizáramos un poco, que el proceso sería largo pero nadie nos dijo que se moriría», cuenta su madre, Grego Rodríguez. Pero sucedió. Ocurrió el 22 de enero del 2011. Y ese mismo día la vida de Grego y la de su marido cambió radicalmente. «Me tomaba una pastilla para dormir y cuando me despertaba me tomaba otra, no quería vivir, no me importaba nada ni nadie. Me olvidé de mi otro hijo por completo, hoy sé que le fallé durante mucho tiempo y suena duro pero es la verdad: no me importaba si estaba en casa o no».


Poco a poco comenzó a comprender que eso era lo más fácil, que quedarse en la cama, abstraerse del mundo y hartarse de pastillas era la forma más cómoda de tratar ese intenso dolor y consiguió armarse del valor suficiente para buscar ayuda en un grupo de padres que ya habían pasado por lo mismo.

«Buscar ayuda era vivir»

«Vieron en el periódico que había fallecido un chico joven y dejaron una tarjeta en el tanatorio. Mi marido y mi hermana pensaron que sería bueno, llamaron un día pero me negué a ir. Yo no quería vivir. Buscar ayuda significaba vivir y yo no quería vivir», recuerda. Tardó ocho meses en acudir a una primera reunión de aquel grupo de padres. «Lo hice por mi marido, yo estaba rota y él también necesitaba ayuda, así que fui por él». Los primeros días se hartaba de llorar en esos encuentros y pensó que para eso mejor lloraba sola en su casa. Pero se esforzó, «hay que poner mucho empeño», y aquellos padres se convirtieron en un puntal, en una nueva familia. «Los primeros que me atendieron son como hermanos para mí». Ahora, más de ocho años después de la muerte de Jaime, Grego y su marido son los primeros dispuestos a tender la mano a quienes pasan por la misma situación.

Ella es ahora la voz que descuelga a diario el teléfono de la asociación Por Ellos Extremadura, un colectivo formado por más de un centenar de padres y madres que han perdido a un hijo joven y que se creó hace ahora una década precisamente por ellos, por todos aquellos que han fallecido cuando no les tocaba, cuando aún tenían tanta vida por delante, cuando nadie se lo esperaba dejando una herida eterna en sus progenitores.

Accidentes, suicidios...

Todos comparten el mismo dolor que deja esa ausencia –la mayoría de los fallecidos tenían entre 17 y 30 años, aunque también hay caso de niños– y entre todos se sostienen, entre los que llevan años conviviendo con la pérdida y entre los que desgraciadamente se van sumando. Porque cada año cerca de un centenar de niños y jóvenes pierden la vida en la región en distinas circunstancias. «Tenemos casos de enfermedades, de muerte súbita, de accidentes de tráfico, suicidios...». En el 2017, según el Instituto Nacional de Estadística, fallecieron 98 extremeños menores de 30 años, 43 de ellos no superaban los 15.

Intentar mitigar tanto dolor no es fácil, pero en ocasiones basta con escuchar y dar cariño. «Nos pasamos el día abrazándonos; no hay otro remedio, los abrazos dados con sentimiento curan, curan mucho», dice Grego. «Lo que ofrecemos es básicamente acogida, nadie está preparado para enfrentarse a la muerte de un hijo, ni siquiera con ayuda profesional. Porque esto no es teoría, es vivirlo. Los padres vienen perdidos y lo que necesitan es sentirse acompañados, escuchados, comprendidos... sin reproches y con la libertad de decir todo lo que se te venga a la boca... que se den cuenta que no se están volviendo locos, que lo que sienten es lo que hemos sentido todos: la pérdida más grande del mundo. Y que todos estamos pasando por lo mismo, porque esto nunca se pasa. La vida se te rompe por completo, tienes que constuirte una nueva y eso es muy difícil. No hay dolor más grande que perder a un hijo y nadie puede comprenderte mejor que quien ha pasado por ello».

Encuentros, charlas, libros...

La mayoría de los padres asociados se reúnen todos los meses en Mérida en un local cedido por la asociación vecinal Montealto, «que por desgracia ya nos viene pequeño porque esto no para de crecer, por eso necesitamos uno nuevo». Pero cada mes es demasiado tiempo cuando se está viviendo «el dolor más grande del mundo, sobre todo en los primeros meses o en crisis que pueden aparecer por mil temas». Por eso, se juntan también todas las semanas grupos más reducidos en otros puntos de la región. En Badajoz hay encuentro todos los martes en un local cedido por la Fundación Dolores Vaz durante dos horas que a veces se quedan demasiado cortas, por eso también solicitan ayuda para poder tener allí una sede propia que no limite su actividad y además contar con ayuda psicológica al menos en momentos puntuales. En Villanueva de la Serena también hay otro grupo semanal que se cita en un local concedido por la Diputación de Badajoz. Y en la provincia de Cáceres todavía no tienen ninguna sede aunque sí familias asociadas. «Nos encantaría tener algo porque tenemos padres de la provincia pero para montar algo necesitamos gente más implicada; esto lleva mucho trabajo y hasta ahora no ha sido posible». Cuenta Grego que han contactado con la asociación hasta padres de Madrid que estarían dispuestos a deplazarse a Cáceres.

En cada uno de los encuentros basta con escuchar y dar cariño. Pero el colectivo también realiza diversas actividades y se refugia mucho en los libros. «Tenemos una biblioteca que hemos comprado nosotros con libros de duelo y ayuda y buscamos cooperación de profesionales que voluntariamente –porque no contamos con ningún tipo de ayuda económica– quieran ofrecernos charlas: hemos tenido psicólogos, psiquiátras, médicos de familia, alergólogos, teólogos...». La próxima será a cargo del Teléfono de la Esperanza.

También realizan viajes culturales por la región, celebran comidas, una convivencia en el campo cada mes de mayo y tienen varios proyectos en mente. «Uno de ellos se llama Levantar el vuelo y se trataría de reunir a un grupo de padres y pasar un fin de semana completo juntos para compartir vivencias y sentimientos». «Porque hablar ayuda mucho. Nuestro tema de conversación favorito son nuestros hijos, hablamos mucho de ellos, tanto que prácticamente los conozco a todos a través de los relatos de sus padres».

Aunque comparten el dolor de la pérdida, detrás de cada familia hay un desconsuelo particular. «Últimamente nos están entrando varios más casos de suicidios; es muy complicado porque no es lo mismo el impacto de una muerte repentina que ver sufrir a tu hijo durante meses con una enfermerdad larga. El dolor por la muerte acaba siendo el mismo pero en ocasiones hay otros condicionantes detrás, sentimientos de culpabilidad... Por eso se intenta acudir a aquellos padres más veteranos en cada una de las casuísticas, que por desgracia tenemos varios de cada», explica.

El décimo aniversario

La asociación Por Ellos la creó en el 2009 una madre de Esparragalejo, Maribel Cortés, tras perder a su hijo de 17 de años en un accidente de tráfico. «Como nos pasa a todos, se volvió loca, no sabía a donde acudir y pensó que de aquella situación podría salir algo; empezó a contactar con otros padres en su situación y ya somos muchos». Algunos de ellos pagan una cuota anual de 20 euros con la que celebran encuentros o realizan viajes, pero no es necesario estar asociado y pagar para tener el cobijo de estos padres. «Hay socios fijos y luego gente que acude a nosotros simplemente cuando lo necesitan o en determinados momentos que son especiales».

Como hiciera Maribel en su día, el grupo de padres veteranos intenta que los nuevos que van llegando a la asociación se encuentren con algo, «que no falte el apoyo que echó de menos Maribel cuando llegue ese momento». Porque nadie piensa que algo así le puede pasar, «pero nadie está a salvo», recuerda. «Y nunca se está preparado ni tampoco te vacuna. Tenemos padres que están afrontando incluso una segunda pérdida».

«La asociación es mi cura»

Para Grego, «la asociación me está curando poco a poco; ellos son la nueva familia que he elegido, la que necesito en estos momentos. He pasado por multitud de profesionales pero no hay nadie mejor que pueda entender por lo que estoy pasando».

Ocho años y tres meses después de la muerte de su hijo Jaime, Grego es ahora la que intenta ayudar a todos aquellos que, como le ocurrió a ella, creen que lo más fácil para soportar tanto dolor es quedarse en la cama, tomarse una pastilla tras otra y dejar de vivir. «Nunca superarás la muerte un hijo, nunca tendrás la vida de antes por mucho que lo ansíes, ni serás la misma persona, pero se puede seguir viviendo de otra manera: valorando cosas a las que antes no le dabas valor, aprendiendo a que los recuerdos bonitos superen a los malos, a tenerle de otro modo, a apreciar los 25 maravillosos años que él me regaló y que nadie me quitará nunca... Para mí Jaime no se ha ido».

Grupo de padres de la Asociación


Periodico Extremadura
Guadalupe Moral 28/04/2019

miércoles, 27 de marzo de 2019

Reportaje resumen, realizado por Canal Extremadura  
en la celebración de nuestro décimo aniversario.

sábado, 23 de marzo de 2019

La asociación Por Ellos Extremadura celebra su décimo aniversario con varios actos

Imagen del exterior de la Concatedral. /HOY
REDACCIÓN MÉRIDA.
La asociación de padres que han perdido hijos Por Ellos Extremadura conmemora mañana el X Aniversario de su fundación con varios actos. A partir de las 10 horas se celebrará una misa en la Concatedral, que será oficiada por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga.
A las 11.30 horas se celebrará el acto conmemorativo en el Centro Cultural Alcazaba, que contará con la participación de la Directora General de Políticas Sociales, Infancia y Familia de la Junta, Carmen Núñez, y del equipo psicológico que ha colaborado con la Asociación Por Ellos Extremadura durante todos estos años. También intervendrán padres de la Asociación.
A las 14.30 horas se celebrará una comida en Las Lomas.

Intervención de nuestros compañeros de Badajoz en programa del Canal Extremadura 
emitido el 22 de marzo de 2019, con motivo de informar de nuestra querida asociación y nuestro décimo aniversario.

jueves, 7 de marzo de 2019

Jesús De La Elia- Solo quiero recordarte


Pasamos de vivir, una alegría por nada

y empezamos a sentir, que la vida se acaba
en la vida eres feliz, y nunca pasa nada
en tu momento de vivir, te arrebatan el alma.

Por eso solo quiero recordarte
que seguirás iluminando en cualquier parte
En el momento de oír, que tu ya no estabas
no olvidaré jamás lo que sentí, lo que perdí
no olvidaré jamás, que eras feliz...
fue un momento sin ti, y hasta el cielo lloraba.
el tiempo quiso huir, para que no pasara
quisimos desmentir, una verdad despiadada

Por eso solo quiero recordarte
no olvidaré jamás, que eras feliz...
que seguirás iluminando en cualquier parte
no olvidaré jamás lo que sentí, lo que perdí
Con la vida que perdiste yo me fui, yo me fui
Yo me fui
Con la vida que perdiste...

jueves, 17 de enero de 2019

PRÓXIMOS TALLERES:

BADAJOZ: ENCAUZANDO LAS EMOCIONES. JUEVES 31 DE ENERO A LAS 19.00H. 12 SESIONES SEMANALES


MÉRiDA: TALLER DE LECTURA. 22 DE ENERO DE  17.30 A 18.30 H. SESIONES CADA 15 DÍAS.
                   TALLER DE DUELO. SIN FECHA ESTABLECIDA. 14 SESIONES GRUPALES MAS 1 INDIVIDUAL. Para aquellas personas que están pasando por una situación de duelo actualmente.


Si estas interesado, ponte en contacto con nosotros para reservar tu plaza o solicitar más información

domingo, 13 de enero de 2019

El día doce de enero celebramos nuestra reunión periódica,
en nuestra sede de Mérida.
Escuchamos una entrevista muy interesante de la psiquiatra
y divulgadora científica Marian Rojas. Después desarrollamos
un coloquio todos los asistente muy instructivo y didáctico.

Aquí tenéis una entrevista  podéis hacer clic para visionarla
Fco Garcia

lunes, 7 de enero de 2019

Queridos compañeros:
Inauguramos el nuevo año con la reunión que tendremos el próximo  sábado día 12 a las 6 de la tarde en nuestra sede de MÉRIDA.
Deseo que este año 2019 nos traiga a todos paz y esperanza.
Un  gran abrazo. Asun

jueves, 13 de diciembre de 2018

Una nueva Navidad

¿Una nueva navidad?
“Ya no puede ser igual… tendrá que ser distinto”?
“ELLOS NO ESTÁN”?
Cómo construir una Nueva Navidad…?
Con presencia y ausencia
¿Una nueva navidad??
¿Tiempo poseído o tiempo amado??
El pasado?
El presente?
El futuro?
¿Una nueva navidad?¿Vivir desde el pasado es vivir??
Sin él no podemos vivir, pero encerrados en él  nos podemos ahogar y morir, negando el presente. Rechazando el futuro.?
Pero si lo amamos puede ser muy diferente: “Voy notando que mi dolor se va transformando en amor”
Negarse ante la navidad
“Mi pareja murió de forma repentina dos meses antes de Navidad. Recuerdo que durante el funeral  desee cerrar los ojos y que pasaran dos años para que así cuando despertara mi dolor hubiera  desparecido. Fueron dos meses terribles: un dolor insoportable y que parecía no tener fin. Nada podía  consolarme, parecía que había caído en un agujero negro como un pozo. No celebramos nada esos  días, hicimos como si fuera un día normal. ¿Cómo podía yo celebrar algo? No entendía como toda la  vida de los demás podía continuar como si nada y yo mientras me sentía rota por dentro. Estaba  cabreada con la vida y con todo lo que significaba la Navidad. Además, la muerte era como un tabú:  nadie me hablaba de él, era nadie me hablaba de él, era como si nada hubiera sucedido.
Huir de la navidad…o distraerla
“Se acercaba la Navidad. La primera sin nuestra hija. No somos creyentes, pero la Navidad siempre ha sido nuestra festividad favorita. Ella no se había perdido nunca ni una, aunque su trabajo la obligada a estar largas temporadas fuera del país. La cuestión me inquietaba bastante, así que después de pensarlo y hablarlo con el resto de la familia, decidimos optar (más bien lo decidí yo) por la estrategia de la huida. Compramos billetes para irnos a México. Visto ahora, con perspectiva, creo que fue una idea acertada. No nos alivió el dolor, pero evitamos situaciones que nos hubiesen llevado a una emotividad demasiado intensa. Los paisajes eran espectaculares; la cultura, el clima... todo nos ayudó a distraernos. Viajar te obliga a estar pendiente de cosas intrascendentes: buscar un restaurante, un tren que no llega, perderte ... Todo ayuda a desconectar de la realidad del dolor que sientes en tu interior. Suprimir la Navidad, ésa es la idea. Entiendo que no se puede generalizar, pero a nosotros nos funcionó. No sé qué haremos este año, todavía no lo hemos hablado. Mi impulso sería volver a huir, pero entiendo que no lo podré hacer indefinidamente. “
¿NAVIDADES NORMALES??“Hacer de tripas corazón”?Como siempre…?callando…?como si nada hubiera pasado…?- Agotamiento, irritabilidad, ansiedad.?
Vivir el presente… estas navidades
¿Agarrados y sometidos al pasado??-¿Decidiendo el presente??-¿Negándonos al futuro???“Sólo el presente está en nuestras manos para poder vivirlo o morirlo”?Construir una nueva navidad:??“Has de decidirlo tú”??- Planificar con antelación.?- Reunión previa.?-Expresiones explícitas de la ausencia del ser querido y de los sentimientos.?-Repasando rituales habituales.?UNA NUEVA NAVIDAD…??“Decidí empezar a moldear mi primera Navidad. Hablé con mis hijos y decidimos hacer el pesebre como cada año habíamos hecho, pero esta vez con un nuevo elemento: la foto de su padre acompañada de las felicitaciones, poemas de Navidad que los niños habían escrito en el colegio y tres velas. Me di cuenta de que me resultaría menos difícil si me dejaba llevar por la iniciativa de esos dos pequeños que en ese momento parecían tener más fuerzas para tirar del carro... Antes de empezar el día, con toda la familia alrededor de la foto y las velas encendidas nos dimos un tiempo cada uno para expresar nuestros pensamientos o sentimientos con palabras, o con algo de música o en silencio. Los niños recitaron los poemas de Navidad y nos enseñaron dibujos que habían hecho para la ocasión. Una vez deshecho el nudo que teníamos todos, nos fue mucho mas fácil darnos los regalos y celebrar el día con los niños.
”??UNA NUEVA NAVIDAD…?- Buscar la manera simbólica de recordar y presenciar a la persona fallecida en estos días.?- Programar lo que haremos con los pequeños, tenedlos en cuenta.?- Tiempo para descansar y estar contigo mismo.?- Preparado para lo que pueda suceder en las reuniones que nos provocan emociones fuertes y son situaciones difíciles.?-Cuando los recuerdos se imponen más allá de lo que esperamos, tranquilo, acéptalo. No hagas aquello de lo que no te consideras capaz.?
En esta navidad…?- Pensemos el pasado amándolo?- Construyamos el presente viviéndolo?- Sembremos el futuro esperanzándonos?

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Conferencias:

Es Navidad y en casa hay una silla vacía
 -  2018 -

 


Conferencias realizadas por nuestro amigo sacerdote Pepe Losada en nuestra sede
de Badajoz
Podéis leer todo el texto pinchando en el enlace de abajo


                                     TEXTO  DE LA CONFERENCIA click aquí

lunes, 17 de septiembre de 2018

Buenos días, ya de vuelta de vacaciones, iniciamos las reuniones en Mérida, la próxima será el domingo 30 de septiembre a las seis y media de la tarde. Contaremos con el Capellán del hospital Perpetuo Socorro, especialista en espiritualidad desde el lado humanista, no desde el punto de vista religioso, nos lo recomendó Marta, la última sicóloga que nos visitó. Nos vemos, no faltéis, un abrazo enorme para todos.

jueves, 28 de junio de 2018

VIAJE CULTURAL A PLASENCIA
El día 24 de Junio hicimos un viaje muy bonito a Plasencia. Invitados por su ayuntamiento
encabezado por su alcalde Fernando Pizarro,que tuvo el detalle de poner a nuestro servicio un guía por la ciudad.




martes, 12 de junio de 2018

Emotiva carta de nuestras queridas madres de hijas donantes publicada en el diario hoy  el día 6 de Junio. Mucha fuerza y cariño a Pepa y Mari Ángeles.

El pasado año se realizaron 173 trasplantes de órganos en nuestra región, una comunidad en la que también se registraron medio centenar de donaciones. Una cifra importante y que supera las previsiones marcadas por la Organización Nacional de Trasplantes para el año 2020. En 168 horas  programa de Ana Pecos en Canal Extremadura, entrevistaron a dos madres de nuestra Asociación, que dieron testimonio de la donación de órganos de sus hijas.

jueves, 7 de junio de 2018

Queridos compañeros:
Solamente recordaros que el próximo domingo tenemos en Mérida la reunión que se anuló el pasado domingo.
Será a las 11, 30 y vendrá Marta; Psicóloga de la AOEX.
Os espero a todos.

Un abrazo: Asun

domingo, 6 de mayo de 2018

Queridos compañeros. En la pasada reunión de la Directiva se puso fecha para la convivencia en el campo. Será el
DOMINGO 13 DE MAYO.
El lugar será el de todos los años en CORDOVILLA DE LACARA. La hora de reunión será a las 11 en la gasolinera que hay a la entrada del pueblo. Desde allí nos desplazaremos al lugar del campo donde José M.y Solé nos prepararán las mesas.
Por favor intentad ser puntuales los que no conocéis el sitio. Esperaremos máximo hasta las 11,30.
Traes cada uno vuestras sillas, la comida y bebida y vajilla desechable.
Los que vengáis en grupo, intentad poneros de acuerdo para traer comidas variadas y no tanta cantidad como otros años que a veces hay que tirar.
Esperando probar vuestros deliciosos manjares hechos con tanta ilusión por todos y de disfrutar como siempre de un día estupendo todos juntos, os envío un fuerte abrazo. Asun
Llevaremos también una
agradable  sorpresa?????

Asun

jueves, 26 de abril de 2018

compañeros: Sólo dos letras para recordaros que el próximo día 30 de Abril finaliza el plazo para pagar la cuota de nuestra Asociación.
Finalizado el plazo,  reorganizaremos el archivo de socios,  entendiendo que quien no la haya satisfecho es porque no desea continuar perteneciendo a la Asociación.
Un abrazo. La Secretaria
.

articulo en la revista "Iglesia en camino" sobre nuestra asociación

Iglesia en camino   Esta asociación de padres que han perdido algún hijo cumple 10 años “Por ellos” intenta que los padres no vivan desde...